• Sáb. Nov 26th, 2022

Los secretos de la riqueza biológica de Galápagos: viento, aguas profundas y frías

Avatar

Porcayomena

Ago 17, 2021

El ecosistema de Galápagos se sustenta en aguas profundas y ricas en nutrientes, que alimentan el crecimiento del fitoplancton, según un nuevo estudio de tres instituciones.

Una nueva investigación explica el misterio de cómo el archipiélago de Galápagos mantiene hábitats únicos de vida silvestre a lo largo de los años.

El estudio, publicado en la revista Nature Scientific Reports, detalla que el archipiélago “es un punto de acceso biológico icónico y de importancia mundial”.

Además, menciona que las islas son famosas por su riqueza única de especies endémicas, que inspiraron la teoría de la evolución de Charles Darwin. Y por si fuera poco sustenta uno de los sitios del Patrimonio Mundial y de las Reservas Marinas de la Unesco más grandes de la Tierra.

Tortuga Gigante de las Islas Galápagos. Alexander Forryan

Turbulencias que generan nutrientes

Para comprender la riqueza biológica de Galápagos, los científicos utilizaron un modelo informático realista de alta resolución. De esta manera pudieron estudiar la circulación oceánica alrededor del archipiélago.

Los investigadores que intervinieron en este nuevo estudio pertenecen a la Universidad de Southampton (Inglaterra), el Centro Nacional de Oceanografía y la Universidad San Francisco de Quito (USFQ).

El modelo analizado mostró que la intensidad del movimiento de las aguas en las Galápagos es impulsada por los vientos hacia el norte. “Estos vientos generan una turbulencia en el oeste de las islas”, explica Alex Hearn, investigador de la USFQ.

Además, dicha turbulencia impulsa el afloramiento de aguas profundas frías hacia la superficie del océano, proporcionando así los nutrientes necesarios para sustentar el ecosistema de Galápagos, añade Hearn.

Tortuga Gigante de las Islas Galápagos. Alexander Forryan

La amenaza del cambio climático

Por su parte, Alex Forryan, investigador de la Universidad de Southampton, señala que “los hallazgos muestran que el movimiento de aguas profundas hacia la superficie de Galápagos se controla con interacciones localizadas entre la atmósfera y el océano”.

El siguiente paso dentro de la investigación es monitorear cómo está el ecosistema de las islas, “para cambiar y mitigar su vulnerabilidad frente al cambio climático“.

Según Hearn, es esencial entender las alteraciones oceanográficas en esta región de América, las cuales pueden ocurrir por el cambio climático. De esta manera, se podría explicar cuál es el impacto en las actividades económicas, como la pesca.

Mientras que Alberto Naveira Garabato, otro investigador de Southampton, expresa que “conocer cómo ocurre la inyección de nutrientes de las profundidades oceánicas en el ecosistema de Galápagos mejora la gestión frente a las presiones del cambio climático y la explotación humana“.

Fuente: Primicias

Deja una respuesta

Your email address will not be published.