• Sáb. Dic 3rd, 2022

La sobrepesca amenaza a una de las principales atracciones turísticas de Galápagos

Avatar

Porcayomena

Oct 4, 2021

Un estudio alerta sobre el impacto en la población de tiburones del archipiélago ecuatoriano

Fotografía cedida hoy por el Parque Nacional Galápagos que muestra tiburones martillo en la isla de Darwin, en el norte de las Galápagos (Ecuador). EFE/ Parque Nacional Galápagos

En Ecuador, dos científicos de la Fundación Charles Darwin estudian la ecología de los tiburones en las islas Galápagos, es decir el uso de hábitat, conectividad, rutas migratorias y estado poblacional de los tiburones. El estudio tiene por objetivo apoyar el diseño de planes de manejo efectivos que aseguren la protección de esta especie a largo plazo. En las Galápagos, los tiburones son fundamentales para la economía local de las islas.

Según un informe de la Fundación Charles Darwin, el 37% de la fuerza laboral local se dedica al turismo marino, que depende en gran medida de los avistamientos de tiburones. Se estima que el valor promedio de cada tiburón vivo para la industria del turismo de buceo por año es de USD 360. Pero la población de esta especie marina cae en picada.

Se calcula que cada año se capturan más de 100 millones de tiburones en todo el mundo, principalmente por sus aletas. La sobrepesca es la principal razón del declive de las poblaciones de tiburones. Desde el comienzo de la pesca industrial en las décadas de 1960 y 1970, el número de tiburones en todo el mundo ha disminuido en un promedio del 90%. Sin embargo, en las Islas Galápagos, especialmente al norte, en las islas Darwin y Wolf, se encuentran refugios naturales de tiburones y, por tanto, se tiene registro de la mayor biomasa de esta especie en el mundo.

Lo anterior se puede verificar gracias al censo de buceadores de la Fundación que utilizan cámaras estéreo para sus incursiones marinas. Esta alta concentración de tiburones es posible debido a que la zona está atravesada por corrientes marinas ricas en nutrientes que hacen que las aguas alrededor de estas islas sean altamente productivas.

Además, la prohibición total de la captura de tiburones en la reserva marina también contribuye a la alta densidad de tiburones en la zona. Sin embargo, la pesca ilegal y no declarada de esta especie sigue siendo una amenaza.

Debido al uso de etiquetas para el rastreo satelital y adheridas a en estos peces, se encontró que los tiburones tigre exhiben un patrón residente porque pasan más del 90% de su tiempo en la reserva. Este patrón es inusual en esta especie porque son especies altamente migratorias en muchas partes del mundo. Sin embargo, la abundancia y disponibilidad de alimentos en las Islas Galápagos, especialmente las tortugas verdes, fomenta este modo de habitación.

También, el análisis de su movimiento puede determinar que tienden a reunirse alrededor de las playas de anidación de tortugas verdes, que son una de sus especies de presa preferidas. Se registraron un total de 877 tiburones de 10 especies diferentes. Esto solo representa más del 1% del número total de animales marinos identificados en el registro.

El mayor número de tiburones se ha encontrado en Darwin y Wolf. Sin embargo, las especies más grandes de tiburones se encuentran en Isabella, Floriana, Santa Cruz y Daphne Island. Las especies de tiburones más comunes en todo el archipiélago son Galápagos, tiburón martillo, tiburón punta negra y tiburón punta blanca, que representan el 83% de los tiburones identificados.

En la actualidad, el 36% de las más de 1.200 especies conocidas de tiburones se encuentran en peligro de extinción. Cada año mueren millones de estos animales en pesquerías de todo tipo, y algunas poblaciones han disminuido en más del 95 %.

Según un nuevo estudio publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, o WWF por sus siglas en inglés, el comercio mundial de carne de tiburón tiene un valor de 2.600 millones de dólares. El estudio identificó algunas rutas de exportación importantes, incluidos seis países de América Latina.

Ecuador, Uruguay, Perú, Panamá, Argentina y Brasil son exportadores e importadores de toneladas de carne de tiburón y raya. Según el informe de la WWF, los mercados de estos animales se encuentran principalmente en Europa y Asia.

El estudio de la WWF muestra que, en la última década, las rutas comerciales donde se movieron los mayores volúmenes de carne de tiburón han sido de Uruguay a Brasil, de Portugal a España, de España a Italia, Portugal y Brasil, y de Ecuador a Perú. Sin embargo, los puentes comerciales más importantes de la red de carne de tiburón han sido entre Japón, Portugal, Reino Unido y España, Japón y Panamá, y China y Japón

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/america/medio-ambiente/2021/10/01/la-sobrepesca-amenaza-a-una-de-las-principales-atracciones-turisticas-de-galapagos/

Deja una respuesta

Your email address will not be published.