• Mié. Dic 7th, 2022

Informe Planeta Vivo: océanos se quedan sin tiburones y mantarrayas

Cada dos años, la WWF presenta su informe Planeta Vivo, sobre la pérdida de la biodiversidad. Y este año el veredicto es que los tiburones están en grave peligro por la pesca agresiva.

Mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces han sufrido una caída sin precedentes, del 69% de su población desde 1970. Pero la peor parte la llevan los tiburones y mantarrayas, que prácticamente están desapareciendo de los océanos, según el reciente informe Planeta Vivo. 

El reporte, elaborado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) cada dos años, indica que las poblaciones de tiburones y rayas oceánicas han disminuido un 71% en los últimos 50 años. La pérdida es mayor que la de los mamíferos grandes.

Y la causa fundamental para que los mares se queden sin tiburones es la “presión pesquera, que se ha multiplicado por 18 desde la década del 70”, dice el informe. 

“Los tiburones y rayas son importantes para la salud de nuestros océanos, pero cada vez se valoran comercialmente por su carne, sus supuestas propiedades médicas o su uso en la cocina”, escriben los científicos Nathan Pacoureau y Nicholas K. Dulvy en el estudio de WWF. 

En países como China aún se expenden en restaurantes platos a base de branquias de manta o mantarraya gigante, o la famosa sopa de aleta de tiburón. 

Entre las 37 especies de tiburones en el mundo, 18 están en peligro crítico como el tiburón martillo y el blanco. Ambos tienen presencia en las islas Galápagos.

Mientras que las mantarrayas se pueden visualizar desde los acantilados de la isla plaza Sur o desde la orilla de la playa en la isla Rábida.

Océanos se quedan sin tiburones y mantarrayas Vista frontal de una mantarraya en las islas Galápagos.

Consecuencias inciertas

Debido a la complejidad y magnitud de las redes tróficas oceánicas, las repercusiones del descenso de tiburones y rayas oceánicas para el ecosistema son inciertas, señala el reporte de WWF. 

Y es que los tiburones son conocidos como los superdepredadores, capaces de alimentarse de otras especies regulando su población en los mares.  Por ello, si desaparecen en gran cantidad se pueden producir “cambios sustanciales en las redes tróficas oceánicas”. 

Además, los tiburones son esenciales para muchas economías de renta media y baja, que practican una especie de captura de subsistencia y controlada de distintas especies. 

¿Cuál es la solución? Ambos científicos, citados por el reporte de WWF, piden una moratoria de pesca o cuotas de captura, “para asegurar el futuro de estos depredadores emblemáticos”. 

Marcación satelital de tiburones

Los tiburones son una especie milenaria, que ha estado en el planeta desde hace 400 millones de años. Han resistido extinciones masivas, como la que acabó con los dinosaurios. 

Pero en la actualidad están sucumbiendo ante la influencia del hombre y el cambio climático. 

En Ecuador, una herramienta de protección para esta especie es la marcación satelital, con el fin de conocer sus rutas, comportamiento y amenazas.

Desde hace más de cinco años, el Parque Nacional Galápagos junto al Ministerio del Ambiente se dedican a este monitoreo satelital de los tiburones.

A inicios de 2022 se colocaron dispositivos satelitales en siete tiburones ballena, durante dos semanas de expedición.
Imagen referencial. Científico coloca dispositivo de monitoreo a tiburón ballena en Galápagos. EFE

Mientras que en 2021, la Fundación Charles Darwin marcó 47 tiburones sedosos, y se descubrió que uno de ellos viajó casi 7.000 kilómetros desde Galápagos hasta la isla del Coco (Costa Rica).

En este punto termina el corredor marino de la Reserva Hermandad, que busca proteger especies vulnerables. La hembra tiburón salió de las áreas marinas protegidas, es decir, nadó en zonas con alto nivel de pesca ilegal o no declarada. 

Según la presidente de la Fundación Charles Darwin, Yolanda Kakabadse, la pesca indiscriminada de especies marinas de Galápagos, como los tiburones, es una de las tres amenazas más apremiantes del Archipiélago. “Pensemos en los 280 o 300 barcos que están afuera de los límites de la Reserva.

Los peces no se quedan estancados en un espacio, y cuando se llevan a cabo tareas de pescas también se incluyen a tiburones y tortugas”, dice Kakabadse.

Por ello, los ambientalistas piden un tratado vinculante que estipule “qué es permisible o no pescar en aguas internacionales”.

Fuente: Primicias

Deja una respuesta

Your email address will not be published.