• Dom. Dic 4th, 2022

Credit Suisse, JP Morgan, Citibank y Goldman Sachs estarían interesados en el canje de deuda por conservación planteado al crear nueva área protegida en Galápagos

Avatar

Porcayomena

Nov 10, 2021

El ministro Gustavo Manrique indica que el presidente Guillermo Lasso, por su experticia en banca, evaluará la mejor opción.

El ministro Gustavo Manrique indica que el presidente Guillermo Lasso, por su experticia en banca, evaluará la mejor opción.

El ministro del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Gustavo Manrique, califica como un éxito “extraordinario” la participación de Ecuador en la COP26, que se desarrolla en Glasgow, Escocia. Afirma que el país ha acaparado los titulares de la prensa internacional al anunciar la creación de una nueva área protegida de 60.000 kilómetros cuadrados en Galápagos: “Hemos dado un ejemplo de conservación concreto ahora mismo y no para 2030, 2050″.

Añade que el mecanismo de canje de deuda por conservación de donde se obtendrán los recursos para proteger esta nueva zona y a todo el archipiélago ha tenido eco en las principales instituciones financieras a nivel mundial. El presidente Guillermo Lasso, por su experticia en banca, evaluará la mejor opción, indica Manrique.

Sabemos que la COP26 se desarrollará hasta el 12 de noviembre próximo y que Ecuador mantiene negociadores en Glasgow para finiquitar acuerdos, pero hasta el momento ¿cuál es el balance general de esta cumbre para el país?

Sin duda tenemos un balance muy positivo, extraordinario realmente por decirlo de una forma más categórica. Quedó demostrado que la voluntad política es el factor determinante para que a pesar de ser un país pequeño podamos brillar entre cualquier potencia mundial.

Ecuador fue a Glasgow y demostró que el Gobierno del encuentro tiene una política definida, clara, concisa, concreta. Muchos de los anuncios (ambientales de la cumbre) se dan para el 2025, 2030, 2050, 2070, pero Ecuador fue y dijo creo la nueva reserva marina de Galápagos para proteger a las especies migratorias y, además, me conecto con tres países más (Costa Rica, Colombia y Panamá) creando un ecosistema de cuatro países.

Ecuador fue y es la prima donna (cantante mujer principal en ópera, pero se usa la palabra de forma coloquial para indicar que alguien es lo principal de algo) en el mundo entero con respuestas y acciones concretas que se ejecutan ahora, este año, ni siquiera el próximo.

India en la COP26 se comprometió a ser carbono cero recién para 2070, esto fue muy cuestionado porque es uno de los países que más contamina. Potencias mundiales también redefinen sus estrategias, ya que, al parecer, no cumplirán con sus objetivos ambientales. En este escenario aparece Ecuador, que contamina relativamente poco y está en vías de desarrollo, y comunica la creación de esta reserva. ¿No cree que al final el mayor compromiso con la conservación está recayendo en países como el nuestro?

Yo creo que también hay un poco de sensacionalismo en el tema, en los titulares que ponen en la prensa. Estuvimos en grandes reuniones. Noruega comprometió una ayuda no reembolsable de $ 24 millones para Ecuador. Quizá este país no es una potencia como Estados Unidos, pero es un país hiperdesarrollado que tiene todas sus principales necesidades satisfechas.

El último reporte que tengo nos dice que en la COP26 se han movilizado al menos $ 450 millones para iniciativas y programas para la adaptación al cambio climático. La campaña para emisiones cero de diferentes países del mundo ha canalizado dos billones de dólares.

Entonces, hay muchas personas que ubican titulares de que no estamos avanzando y esta COP, a diferencia de otras donde se discutía si los humanos éramos los responsables o no del cambio climático, si tenemos o no que contribuir con política pública, se ha discutido cuánto se va a dar, cómo se va a dar, a quién se va a dar y a través de qué organismos se canalizan los recursos.

Por esto, estoy muy optimista de los resultados que se puedan anunciar la próxima semana, ya que conforme se va acercando el último día de la cumbre se irán concretando y conociendo estos anuncios.

El sector pesquero, el año pasado, había dicho que no estaba claro si la creación de una nueva área protegida en Galápagos se haría por la conservación de especies o por obtener fondos internacionales y que cada una de estas figuras conllevan compromisos distintos. Finalmente, ¿se hizo por conservación o por fondos?

Es un tándem de las dos cosas. Lo uno va con lo otro. Evidentemente nuestra causa principal, lo que nos moviliza, lo que nos hace ir contra viento y marea y llegar a estos diálogos es la conservación. Las conversaciones con el sector pesquero, sea artesanal o industrial, ha sido a una altura extraordinaria, hemos mantenido muchas reuniones con diferentes actores y el nivel de respeto y profesionalismo fue extraordinario.

En Glasgow estaban sorprendidos por dos cosas: la creación de la reserva y haber impulsado la creación de esta nueva área con el sector pesquero. Imagínate que el sector pesquero esté de acuerdo para que, entre comillas, se le reduzca su área. El diálogo fue extraordinario con la Cámara Nacional de Pesquería y la Federación Nacional de Cooperativas Pesqueras del Ecuador.

Ahora, lo de fondo es la conservación, pero necesitamos recursos para controlar estas reservas. Porque si creamos una reserva y el día de mañana no tienes tecnología, AIS (sistema de identificación automática), un sistema BMS (rastreo satelital), aviones, recursos, todo esto se cae. En realidad, el objetivo final es la conservación, pero en el camino necesitas recursos.

El presidente Lasso pudo haber dicho que lo que se ahorrará en el canje de deuda se destine a lo que quiera, porque somos un país soberano, pero el presidente dijo que se destinará 100 % a conservación.

Ahora que habla del canje por conservación, cuando se conoció esa propuesta el año pasado el sector pesquero aseguró que no era conveniente para el país en lo económico y en la soberanía. ¿Quién se encargará de elegir la mejor fórmula para este procedimiento?

Zapatero, a tus zapatos. Hay que respetar los límites de cada cartera y portafolio. Debemos entender que tenemos un presidente que es un administrador por excelencia y que conoce muy bien todo este lenguaje financiero y él ha manifestado que la propuesta anterior la está evaluando y que ha abierto una llamada al mundo porque se necesitan diferentes actores como estructuradores financieros, banca de inversión, tenedores de bonos actuales, lo que quieren comprar. El presidente y el ministro de Finanzas están en el proceso de evaluación.

¿Y ese llamado que ha hecho el presidente Lasso ha tenido eco?

Hemos tenido mensajes esta semana de Credit Suisse, JP Morgan Chase, Citibank, Goldman Sachs, de diferentes carteras y bancas de inversión que quieren participar del proceso y no necesariamente tiene que ser solo con uno.

Sin embargo, lo que sí ha dicho el presidente es que lo va a hacer hasta el límite máximo para que el 100 % de los beneficios sean destinados para el Ecuador, administrados por el Ministerio del Ambiente y que se dedique exclusivamente al fin para el que se realiza este canje de deuda.

Este canje, en esencia, es que una deuda que está en determinadas condiciones se la renegocia y se la reduce a un menor tamaño y el diferencial se lo destina para conservación.

Ambientalistas pedían 445.000 kilómetros cuadrados de protección, pero el sector pesquero proponía solo 30.000. Dos propuestas muy alejadas. ¿Cómo hizo el Gobierno para establecer los 60.000 kilómetros cuadrados y “contentar” a todos los actores?

La polémica bien manejada genera desarrollo. Personalmente creo que los 445.000 kilómetros era una propuesta absolutamente desproporcionada en un país en donde la flota pesquera es la más grande del Pacífico este, que está en vías de desarrollo, en donde 7 de cada 10 personas no tienen trabajo adecuado, donde la pesca genera más de $ 1.600 millones en exportaciones.

Entonces, hemos llegado a esta cifra (60.000 kilómetros cuadrados) donde todas las partes nos sentimos cómodos, donde protegemos una zona donde navegan especies que no son objetivo: tiburones, ballenas, tortugas, lobos marinos, mantarrayas. Estas especies utilizan esta vía migratoria para conectarse con Costa Rica.

Con esta decisión histórica el Ecuador vuelve a diseñar nuevas fronteras, cuyo concepto es aplicado por los humanos, ya que las especies no entienden de fronteras. Con la conexión con Costa Rica, ahora podemos decir que tenemos frontera con Panamá en términos de migración de especies.

El anuncio de la nueva reserva ya se realizó, pero esto no significa que ya esté todo hecho. Hay temas por definir, como las coordenadas geográficas del área, el plan de manejo, entre otros. ¿Cuándo estaría ya efectiva la reserva en papeles?

Queremos invitar a algunos actores mundiales involucrados para diciembre y que ellos acompañen al presidente Lasso en la firma del decreto en Galápagos. El decreto es una instrucción presidencial en el que se ordena al Ministerio del Ambiente la creación de la reserva marina en unos marcos muy generales.

De ahí le corresponde al Ministerio del Ambiente la creación de las coordenadas que son las mediciones, establecer la zonas de no take, de no palangre. Luego el plan de manejo específico que se da con la firma del acuerdo ministerial. Todo esto espero que esté listo en los próximos seis meses.

El plan de manejo de la actual Reserva Marina de Galápagos se demoró más de cinco años en ser publicado, ¿realmente ustedes lograrán que el plan de la nueva área esté en seis meses?

En 150 días hemos demostrado que somos un gobierno muy eficiente en todas las carteras. Llegamos y había 136.000 trámites represados y hemos despachado más de 40.000 en 150 días; un proyecto multipropósito de riesgo que estaba nueve años represado, lo hemos sacado en cinco meses; el acuerdo ministerial para el reciclaje de baterías, que tenía siete años represado, lo sacamos en cien días.

No hay tiempo que perder y peor si hablamos de protección y conservación. Este tema lo liderará Ambiente, el Ministerio de la Producción y el Parque Nacional Galápagos.

Muchos sectores criticaron que el presidente Lasso viaje a Glasgow en medio de las protestas que se dieron al finalizar octubre. ¿Qué tan importante fue la presencia del mandatario en la COP26?

No hay nada más sano que el tiempo. A veces tener la paciencia para llegar a ese momento en el que se pueda demostrar que son sabias las decisiones o equivocadas. El mundo se ha despertado las mañanas de esta semana con noticias sobre que Ecuador es líder de conservación, que Ecuador crea una nueva reserva marina.

Todos celebrando que Ecuador no fue solo promesas, sino acciones concretas y que a pesar de que estamos en vías de desarrollo hacemos compromisos. Yo no creo que haya habido una campaña tan positiva, nítidamente positiva, impecable y se manda un mensaje al mundo de que Ecuador trabaja en un equilibrio entre producción y conservación.

Entonces, la decisión del presidente de ir fue fundamental, esencial y que se paga con creces, de salir en un momento en el cual en el país había manifestaciones.

Fuente: Diario El Universo

https://www.eluniverso.com/larevista/ecologia/credit-suisse-jp-morgan-citibank-y-goldman-sachs-estarian-interesados-en-el-canje-de-deuda-por-conservacion-planteado-al-crear-nueva-area-protegida-en-galapagos-nota/

Deja una respuesta

Your email address will not be published.